un divorcio.

(aparco un rato largo mi transición a los 40, seguiré. algún día).

este verano me he divorciado. lo he decidido por que ya era hora.

después de múltiples subidas y bajadas por mis “ansias” de hacerme de gente agradable a mi lado, en esta mi vida como “inmigrante”, lo he decidido, y tantas situaciones límite me han orillado a esta maravillosa decisión.

no se cuantas veces diré que el estar fuera de tu país te hace ser vulnerable, y desgraciadamente, esto no es nada positivo, porque mucha gente se aprovecha y abusa. acepto que me he pasado de confiada, acepto que he dejado de pensar, de hacer o de opinar “solo por agradar”, pero este verano he decidido decir BASTA (por no decir “que chingue a su madre”).

me he divorciado de mi parte frágil e inepta. la tonta, pues. me he divorciado de la baja autoestima que no dejaba expresarme ni decidir lo que quería o no decir. y lo he puesto en práctica, y después de mucho tiempo me he sentido yo misma, me he recuperado y es la sensación más gratificante, emocionalmente hablando.

me he recuperado, sí.

si me permites, sea cual sea tu situación, no dejes de decidir que es lo que quieres, ni de respetar tus sentimientos, si siguen contigo es por algo, es tu esencia. defiéndelos con inteligencia y con buenos argumentos aunque nadie los entienda, eres tú. deja de buscar gente solo por sentirte acompañado, y aprende a ver que la gente a la que le gustas nunca te pedirá explicaciones.

me he divorciado y soy más feliz que nunca.

 

entrega número 32, 33 y 34.

estoy completamente a favor de tener cualquier tipo de mascota, pero estoy completamente a mucho más favor, de que dicha mascota sea un perro. llegó goliath a nuestras vidas, que de goliath solo tiene el nombre.

20140307-104928.jpg
*en la foto: los únicos (en ese tiempo) bebés de la casa. ¿cuándo, cómo y porqué pasa el tiempo tanto y tan rápido?.

dicen que los 33 es una edad “mágica”, un número especial, en donde pasan cosas especiales o pasan porque las provocas o provocas que pasen o es el destino o… me he liado… 33 años y decimos “acepto”.

20140307-105654.jpg
*en la foto: firmando sentencia, dice jó.

tenía claro que quería hacerme un tattoo, pero no tenía claro qué era lo que quería. hasta que, en bruselas y en el cuello de jó, vi este símbolo celta.

20140307-161405.jpg
*en la foto: además me hice 3 estrellas: carlo, jó y yo (ahora es amina).

continuará…

entrega número 29, 30 y 31.

han sido unos 29 muy duros, los 29 únicos años duros. nos fuimos a guadalajara, méxico, con ese típico plan perfecto, pero como lo perfecto no existe, el “famoso plan” nunca existió. aquí es cuando entra “la magia” de la incredulidad de los niños y la magia de las madres por “disfrazar” lo peor en lo mejor.

29*en la foto: carlo feliz, a pesar de todo.

¡hasta nunca guadalajara!¡adiós 20´s!¡hola bruselas! con treinta. y con 30, la vida comenzaba a verse en color. y llegó el enamoramiento en una ciudad preciosa, ¡hola bruselas! y ¡hola majete!.

30*en la foto: el enamoramiento en estado puro. primer “selfie”, primer contacto después de semanas hablando “a ciegas”. y aunque suene ñoño, veo otra vez la foto y sonrío.

a los 31, ya éramos una familia que remaba al mismo tiempo, pero como casi siempre pasa, el principio es lo más difícil.

31*en la foto: mis 2 hombres preferidos, empezando a remar juntos. como la vida misma.

continuará…

 

 

 

entrega número 26, 27 y 28.

son esas épocas en que “quieres pero no puedes”. a los 26 eran más los teatrillos infantiles, que las discotecas por la noche. si las extrañaba, si quería, pero…

26*en la foto: carlo con sus primeras amiguitas.

en toda vida humana, siempre hay un hecho “plop”. una experiencia que marca con ese toque “telenovelesco”. a mis 27, llegó ese momento. años, 20 años, de no ver a mi media-hermana, entonces llega big brother méxico, y aparece. así de fácil.

27*en la foto: la prueba gráfica de mi realidad en ese momento. arriba a la derecha: yo.

considero que la gente que odia las despedidas, es porque no han vivido las suficientes para entender que es un proceso que se tiene que vivir, una o muchas veces en el transcurso de la vida. con 28 dije adiós a mi “pueblo”, adiós a mi gente, a mis amigas que son mi familia, a mi mundo. duele pero se sigue y se sonríe.

28*en la foto: último “reventón” con 2 de mis grandes amigas, sin ellas, seguramente no sería yo.

continuará…

 

 

 

entrega número 23, 24 y 25.

¿se puede tener una amiga casi hermana, que se embaracen al mismo tiempo y que se vistan igual, solo con telepatía? ¡se puede!. muy jóvenes y bien embarazadas, otra vez juntas, empezábamos una nueva etapa en nuestra vida.

20140221-160411.jpg
*en la foto: el baby shower mío y del futuro carlo. y mi comida-despedida de cuernavaca, mi casa.

carlo recién nacido y mamá con ganas de comidita casera. así que allá vamos, a visitar a la abuela.
– déjalo aquí, anita, en mi cama. que yo “le echo un ojo” mientras ustedes comen.

20140221-160913.jpg
*en la foto: 2 de mis grandes amores, y un suspiro de alivio porque carlo, tan chiquitín, aún no se giraba.

carlo y yo en el periódico.

20140221-161603.jpg
*en la foto: un vínculo, mucha lucha y sentimientos gigantes mutuos, solo para nosotros.

continuará…

entrega número 20, 21 y 22.

uno de esos momentos mágicos en la universidad, fue desconectar de la carrera y conectarme con mi lado “artístico”. “el playback de universidad la salle”. consistía en imitar a los grupos de moda en un concurso que llevaba a cabo la mejor discotheque de cuernavaca. timbiriche fue el grupo elegido, no podía ser otro. pertenezco a la generación timbiriche. ganamos, por cierto. 4 botellas de “nomeacuerdoqué”, y entrada gratis al “antro” en cuestión.

20

*en la foto: generación timbririche a todo lo que da.

una fiesta a rayas fue lo que escogí para celebrar mi cumpleaños número 21.

21*en la foto: el “borrador” de mis invitaciones, tenía un gran amigo que “caricatureaba” como los grandes, así que me aproveché de su habilidad. todos mis amigos a rayas, muchas risas, muchas copas.

definitivamente mi materia favorita: fotografía. por aprender y porque siempre me auto-proponía como modelo. suerte que me eligieran para varios trabajos finales.

22*en la foto: eran horas y horas en el taller de fotografía, ¿cuántas fotos habremos tomado para seleccionar solo una? pero las risas, nadie nos las quita.

continuará…

entrega número 17, 18 y 19.

lo mejor de tener un fin de semana “libre de hermanastros”, era que podía invitar a muchas amigas a dormir. así que en mi cumpleaños número 17, hice la pijama´s party más divertida del mundo. está de más contar qué, a todas mis amigas les causaba cierto miedo mi casa, ya sabes esa casa de más de 100 años y llena de ruidos “raros” por todos lados. así que el tema principal de la fiesta fue ver películas de miedo, jugar con la ouija y ahogarnos con los cigarros que prendíamos uno detrás del otro, y todas al mismo tiempo “para que se fuera el olor”. gran fiesta y grandes y sonoras carcajadas.17

*en la foto: muy “modositas” todas en la cena, foto tomada por mi madre. ahí la explicación.

siempre me ha gustado cantar y dicen que no lo hago tan mal. fui a un casting y tuve mi grupo. cantábamos, grabábamos y firmamos uno que otro autógrafo. con ustedes: RADIO BAGDAD. ¡si señor!

18*en la foto: uno de varios conciertos que hicimos. me acuerdo de mi estilismo ahora, y me llevo las manos a la cabeza… ¿de dónde habré sacado esos guantes?.

la universidad es una de esas grandes etapas que, aprovechas al máximo o te pierdes cada segundo de aprendizaje por todos lados. tuve los peores profesores, para mi desgracia, pero tuve y tengo los mejores recuerdos y los mejores amigos, eso es lo que se queda. los profesores ya pueden chingar a su madre.

19*en la foto: pocas fotos tengo dentro de una clase. así que mis mejores recuerdos siempre han estado fuera de alguna.

continuará…

entrega número 14, 15 y 16.

como muy pre-quinceañeras, mucho escote, y delineador negro, posamos mi mejor amiga, mi hermana pues, y un pelirrojo que fue mi hermano. fue en un restaurante “típico” de los domingos familiares en cuernavaca, morelos, méxico. pedimos nuestras “congas” para beber, y así nos sentíamos “más mayores”.14

*en la foto: unas hermanas de “no-sangre”, que rompen distancias y genética.

estoy totalmente segura, que en algún momento de nuestra vida adolescente, todas y todos tenemos esa fase hormonal que nos juega una mala pasada para definirnos, físicamente, como adultos. y aquí estoy yo y mi fase. el pelo “impeinable”, y las cejas frida´s style. pero bueno, 15 al fin y al cabo.15

*en la foto: yo con mi habitual uniforme desaliñado. uniforme de una escuela militar, cabe destacar.

a los 16, me pinté un mechón güero a modo mofeta, si existe un porqué, era porqué sí y punto, aunque con tanto pelo chino nunca se me veía en condiciones.16

*en la foto: un super galán de telenovelas en aquella época, “ennoviado” con veronica castro también. en la notaría de mi papá.

continuará…

entrega número 11, 12 y 13.

es increíble las tantas historias, olores y conversaciones que puede guardar una fotografía. esta es una de ellas. aquí comienza un antes y un después en mi vida. 11 años, un “nuevo” papá y tres “nuevos” hermanos. me encantaban sus melenas pelirojas, muy serios al principio, cuchicheaban entre ellos, y yo me reía (ya ves que dicen que las niñas “maduran” primero). 11*en la foto: mi nueva familia, en nuestra primera navidad.

12 años y una escuela militar. y no entré porqué era rebelde, en absoluto. era la escuela más cerca de casa, y que mis padres aprovecharon y decidieron “reunir” a los “nuevos hermanos” en un colegio cercano a casa. y militar tenía que ser.

12*en la foto: yo con mi cara de “what!” y ese uniforme verde militar (faltaba más) desaliñado. aún así, fue una gran escuela donde, entre otras cosas, aprendí que la amistad verdadera se cosecha desde pequeña.

para cerrar un curso, la moda era “hacer vaselina” (grease). siempre quize ser “sandy” y no tuve reparo en decir “SÍ”, cuando me lo propusieron. era la protagonista, y a mi me gusta ser la protagonista (pero no lo digas).13

*en la foto: representando una parte como solista, con vestuario improvisado, pero con todas las ganas que se tienen a los 13 años, al presentar una primera obra de teatro.

continuará…

 

entrega número 8, 9 y 10.

vayamos allá. 

¿se puede ser más feliz cuando se tienen 8 añitos? uno de mis tíos favoritos era él. viajaba mucho a su casa, a su rancho, a varias partes de méxico. siempre me hacía reír, siempre era yo la primera en todo. cuando tienes esa edad, la persona que tiene “más puntos”, es la que te consiente más y él era una de esas personas.

8

*en la foto: prueba fehaciente que fueron épocas llenas de sonrisas. y telematones.  

fui muy buena estudiante en primaria. en ese tiempo sabía combinar, el juego y el estudio a la perfección. yo no sé porqué se me olvidó hacerlo años más tarde. seguro fue culpa de la adolescencia.

9

*en la foto: mi foto de grupo.

si tengo fotos favoritas, son en donde salen mi “gente favorita”. esta es una de ellas, con mi abuela a la cabeza. con la MEJOR abuela del mundo, la mejor en todo siempre. no hay día que no piense en ella, que hable con ella, y riéndome le digo que ahora que vivo en españa, reconozco tantas palabras que ella decía, y que a mi me sonaban tan graciosas. daría lo que fuera por volverla a oler. te amo tita.

10

*en la foto: la perfección hecha abuela.

continuará…